• Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Tiempo de lectura:30 minutos de lectura

Cantabria, un tesoro del norte de España, es mucho más que paisajes impresionantes y una rica historia. Es un lugar donde la naturaleza y la cultura se entrelazan para ofrecerte una experiencia única.

¿Qué mejor manera de explorar esta región que en autocaravana?

Te invitamos a embarcarte en una aventura que promete descubrimientos inolvidables y momentos familiares inigualables.

Imagina despertar cada día en un lugar diferente, con el sonido de los pájaros como banda sonora y paisajes cambiantes que te esperan justo afuera de tu puerta. Esa es la magia de viajar en autocaravana por Cantabria: la libertad de ir a donde quieras, cuando quieras, sin renunciar a la comodidad y la seguridad que ofrece tu hogar sobre ruedas.

Pero, ¿por qué elegir una autocaravana para tu aventura por Cantabria? La respuesta es simple: libertad y flexibilidad.

Con una autocaravana, no estás limitado por horarios de transporte público o reservas de alojamiento. Tú marcas el ritmo del viaje, deteniéndote en los lugares que más te llamen la atención y pasando más tiempo donde realmente quieres estar.

Además, ¿quién puede resistirse a la emoción de descubrir un rincón escondido y tenerlo todo para uno mismo?

¿Alguna vez te has preguntado qué te estás perdiendo al no viajar en autocaravana? Imagina tener que ajustarte a los horarios de los hoteles o depender de la disponibilidad de transporte público.

No renunciaes a la oportunidad de despertar con vistas a un valle sereno o a una playa solitaria solo porque no puedes acceder a esos lugares con facilidad. La verdad es que al no elegir una autocaravana, podrías estar perdiéndote la mitad de la diversión y la libertad que ofrece este tipo de viaje.

Ahora que te hemos convencido de las maravillas de viajar en autocaravana, te presentamos nuestra guía imprescindible para recorrer Cantabria.

Sigue leyendo para descubrir los lugares que no puedes perderte en tu próxima aventura sobre ruedas.

Los 9 mejores lugares que visitar en tu ruta por Cantabria

Potes y Picos de Europa: Donde la aventura y la historia se encuentran

Tu viaje por Cantabria comienza con una parada imprescindible en Potes, el corazón de la comarca de Liébana. Conducir durante aproximadamente una hora desde tu punto de partida te llevará a este encantador pueblo, donde la historia se entrelaza con la impresionante belleza natural de los Picos de Europa.

El primer hito que no puedes perderte es el majestuoso Desfiladero de la Hermida, una maravilla geológica que se extiende a lo largo de 21 kilómetros, marcando la frontera entre los imponentes Picos de Europa y el valle de Liébana.

Aquí, la carretera serpentea entre las montañas, ofreciéndote vistas espectaculares en cada curva. No olvides detenerte en el Mirador de Santa Catalina para admirar el paisaje y capturar algunas fotos para el recuerdo.

A lo largo de tu ruta, también encontrarás las aguas termales que brotan en las orillas del río Deva, ofreciéndote la oportunidad perfecta para relajarte y disfrutar de un baño rejuvenecedor en medio de la naturaleza.

Antes de sumergirte por completo en la belleza natural de Liébana, haz una parada en Potes. Este encantador pueblo te recibirá con sus pintorescas calles empedradas y su atmósfera medieval.

No te pierdas la oportunidad de explorar la imponente Torre del Infantado, una fortaleza medieval rehabilitada que alberga fascinantes exposiciones sobre la historia de la región.

Para aquellos que deseen pasar la noche en este entorno único, el parking de Potes ofrece una opción conveniente. Situado detrás del supermercado Lupa, este espacio llano y en pendiente te brinda un lugar seguro para descansar y recargar energías antes de continuar tu aventura por Cantabria.

Explorando Cabezón de la Sal y sus alrededores

Enclavado en la Hoz de Santa Lucía, cerca de la majestuosa Sierra del Escudo de Cabuérniga. Esta villa, donde la sal es una de sus mayores riquezas, te ofrece una experiencia única que combina historia, naturaleza y aventura.

Una parada obligatoria es el Parque Natural de Saja, un santuario de biodiversidad que te invita a sumergirte en su exuberante entorno. Pero la magia de Cabezón de la Sal no se limita solo a este parque; aquí encontrarás una amplia variedad de lugares de interés que te dejarán sin aliento.

Entre los puntos destacados se encuentran el Palacio de la Bodega, la imponente Iglesia de San Martín, el pintoresco Parque Conde de San Diego y el bullicioso Mercado Tradicional.

No te pierdas tampoco el fascinante Museo de la Naturaleza de Carrejo, el Monumento a los artistas cántabros, el encantador Museo Molino de Carrejo o el histórico Museo Calabozo del Siglo XVIII.

Para los amantes del aire libre, Cabezón de la Sal ofrece una amplia gama de rutas de montaña que te llevarán a través de paisajes espectaculares. Una de las más populares es la ascensión al Palo de Santibáñez de Carrejo, una caminata de dos a tres horas que te recompensará con vistas panorámicas del valle de Cabezón, Mazcuerraz y Ruente, e incluso hasta Comillas en un día despejado.

Si prefieres un paseo más tranquilo, la ruta del Paseo Ontoria-Santibáñez te llevará junto a la ribera del río, ofreciéndote un oasis de serenidad en medio de la naturaleza.

Además, a poca distancia de Cabezón de la Sal se encuentra San Vicente de la Barquera, un tesoro del Parque Natural de Oyambre que merece una visita prolongada.

Comillas

Comillas, una joya asentada sobre colinas que la resguardan del Cantábrico, te espera con un paisaje que parece sacado de un cuento de hadas. Aquí, la arquitectura modernista, firmada por artistas como Gaudí, se entrelaza con edificios barrocos y medievales, creando un Conjunto Histórico-Artístico de una belleza sin igual.

Tu primera parada imprescindible es el majestuoso Palacio de Sobrellano, una obra maestra neogótica que data de 1888 y que fue encargada por el primer Marqués de Comillas al arquitecto catalán Joan Martorell. No puedes dejar de admirar su imponente fachada y su interior, donde el mobiliario diseñado por Gaudí te transportará a otra época.

Además, este palacio fue pionero en el uso de la luz eléctrica en España, un dato curioso que añade aún más valor a su legado histórico.

Cerca del Palacio de Sobrellano, encontrarás la impresionante Capilla Panteón de Sobrellano, construida en 1878 por el mismo Martorell. En su interior, reposan los mausoleos de los Marqueses de Comillas, un lugar de paz y serenidad que merece ser explorado.

No puedes marcharte de Comillas sin visitar el icónico Capricho de Gaudí, también conocido como Villa Quijano. Esta maravilla modernista, con su fachada de estilo oriental y su colorida torre cilíndrica, te dejará sin palabras y te invitará a sumergirte en el mundo mágico de Gaudí.

Además de estos monumentos emblemáticos, Comillas ofrece una gran variedad de sitios de interés, como la Fuente de los Tres Caños, la Puerta de los Pájaros, la histórica Universidad Pontificia y el encantador Casco Antiguo.

Si planeas pasar la noche en esta encantadora localidad, el área de autocaravanas Las Hazas, a solo 10 kilómetros de Comillas, te ofrece todas las comodidades que necesitas a precios accesibles, desde 4€ a 12€, según los servicios que elijas.

Santillana del Mar

Santillana del Mar, aclamado como uno de los pueblos más bellos de España. Sus encantadoras casonas de estilo montañés y sus calles empedradas te transportarán a tiempos pasados, invitándote a explorar su fascinante historia y a disfrutar de su esplendor natural.

Santillana del Mar es mucho más que un pueblo pintoresco, es un destino que promete una combinación única de ocio, historia y arte.

Si buscas una experiencia inolvidable, no puedes dejar de visitar el Museo de Altamira y la famosa Cueva de Altamira, conocida como la «Capilla Sixtina del Arte Rupestre«. Aunque la cueva original está cerrada por razones de conservación, puedes maravillarte con una réplica exacta en el Museo de Altamira, donde las impresionantes pinturas rupestres datan de hace más de 36.000 años.

No te pierdas la majestuosa fachada principal de la Colegiata de Santa Juliana, un monumento románico del siglo XII que es el más destacado de Cantabria.

Explora su interior bien conservado, adornado con un retablo de influencias flamencas, un encantador claustro y una antigua pila románica del siglo XIII.

Sumérgete en la atmósfera única de la Plaza Mayor de Santillana del Mar, donde se encuentran el Ayuntamiento, la Casa del Águila y la Parra, y la Casa del Cura, esta última posiblemente la más fotografiada del lugar.

No te pierdas las imponentes Torre de Don Borja y Torre de Merino, testigos de la rica historia medieval de la región.

A pesar de su nombre, Santillana del Mar también tiene su vínculo con el mar. Descubre el encanto secreto de la Ensenada de Onzapera, un rincón paradisíaco que te dejará sin aliento.

Para aquellos que deseen pernoctar en este entorno mágico, la Rolacena ofrece una opción gratuita de julio a octubre, permitiéndote disfrutar al máximo de tu estancia en Santillana del Mar.

Descubre la belleza de Suances

Suances, un tesoro de Cantabria, te espera con los brazos abiertos para ofrecerte una experiencia única llena de belleza natural y encanto costero. Aunque puedes explorarlo en una mañana o tarde, te recomendamos tomarte tu tiempo para disfrutar plenamente de todo lo que este pintoresco pueblo tiene para ofrecer.

Comienza tu visita aparcando gratis en cualquier lugar habilitado del pueblo y dirígete a las joyas naturales de Suances: sus playas y su puerto natural, conocido en la antigua Roma como Portus Blendium.

Tu primera parada obligada es la impresionante Playa de los Locos, famosa por su belleza escénica y por ser un paraíso para los surfistas de toda España. Este arenal de aproximadamente 300 metros, rodeado de majestuosos acantilados, te dejará sin aliento.

Para acceder a la playa, desciende por una escalinata y disfruta del espectáculo natural que te rodea. No olvides visitar el Mirador de los Locos, donde podrás deleitarte con vistas panorámicas impresionantes desde lo alto de los acantilados.

A pocos pasos de la Playa de los Locos, encontrarás el antiguo fuerte de El Torco y el Faro de la Punta del Torco. Desde aquí, podrás maravillarte con vistas espectaculares del Mar Cantábrico, la Isla de los Conejos, el pueblo de Suances, la ría de San Martín y la costa de Miengo.

Continúa tu exploración en la Playa de la Concha, la más grande de Suances, donde podrás relajarte en su dorada arena o pasear por su encantador paseo marítimo.

En Suances, cada rincón es una invitación a sumergirse en la belleza natural y la tranquilidad del entorno costero. Tómate tu tiempo para explorar cada rincón y dejar que la magia de este pueblo te envuelva por completo.

Santander

A solo 40 minutos en coche desde cualquier punto de Cantabria, llegas a la vibrante Santander, la capital de la región. Aquí, la historia se entrelaza con la belleza costera, y hay innumerables rincones para explorar, desde el icónico Palacio de la Magdalena hasta los encantadores jardines de Pereda.

Comienza tu visita en El Sardinero, el corazón de la ciudad, donde podrás pasear por su hermoso paseo marítimo y disfrutar de las vistas panorámicas de las playas. No te pierdas el Gran Casino en la Plaza de Italia y el mirador de los Jardines de Piquío, que ofrecen vistas impresionantes del mar.

Continúa tu paseo en el Parque de Mesones para completar tu experiencia costera.

Explora la costa más allá de El Sardinero con una visita al emblemático Faro de Cabo Mayor y la Playa de Mataleñas, donde podrás caminar entre playas y acantilados para deleitarte con la belleza natural de la zona.

Una visita obligada es la Península de la Magdalena, donde podrás descubrir la Playa de Los Bikinis, el Embarcadero Real y el Faro de la Cerda. No te pierdas el emblemático Palacio de la Magdalena y sus alrededores, que incluyen tres caballerizas reales y un pequeño zoo de animales marinos.

De vuelta a la ciudad, aprovecha el funicular Río de la Pila para explorar la parte antigua de Santander, con paradas en puntos de interés como la Bahía de Santander, el Centro de Arte Botín y la Grúa de Piedra.

Continúa tu recorrido por Puerto Chico, donde encontrarás el Palacio de Festivales y el Planetario, entre otros lugares de interés.

Si el clima lo permite, dedica un día a relajarte en la Playa del Puntal, una playa única ubicada en medio de la Bahía de Santander. Y no olvides callejear por las pintorescas calles de Santander, explorando lugares como la plaza del Ayuntamiento, el Mercado de la Esperanza y la Plaza Porticada.

Para pasar la noche en Santander, tienes opciones como el parking de la marina en el puerto deportivo o el área de autocaravanas de Las Llamas, que ofrece 25 plazas gratuitas.

Santoña

Santoña, una pintoresca villa marinera, te espera para ser explorada en una mañana o tarde, ofreciendo una variedad de rutas y paisajes que te dejarán sin aliento. Entre sus destacadas rutas se encuentra la del Faro del Caballo, galardonada como Mejor Rincón de España por la Guía Repsol en 2014.

Descenderás 685 escalones (o 111 más para un refrescante baño), pero la vista panorámica que aguarda al final hace que cada paso valga la pena. Otra opción es la ruta de la Cruz del Buciero, desde donde podrás disfrutar de las mejores vistas de Santoña, su bahía y costa.

No puedes dejar de visitar las playas de Santoña, como la Playa de Berria, ni de pasear por El Pasaje para contemplar la belleza de la Bahía de Santoña. En el puerto, encontrarás un mirador en forma de barco que ofrece vistas impresionantes del puerto pesquero y deportivo, las marismas y la bahía.

Justo encima se encuentra el Centro de Interpretación de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, otro de los bonitos destinos en Cantabria y una visita gratuita y fascinante, especialmente para familias con niños.

Para los amantes de la historia, las fortificaciones de Santoña son paradas obligatorias. Desde el Fuerte de San Martín hasta el Fuerte del Mazo o de Napoleón, podrás disfrutar de panorámicas impresionantes de la villa y la Playa de Berria.

No olvides visitar el mirador de la Virgen del Puerto para contemplar la entrada a la Bahía de Santoña, una vista que te dejará maravillado.

¿Prefieres explorar el mar? Embárcate en un paseo en barco por la Bahía de Santoña y el Parque Natural de las Marismas para ver el Faro del Caballo desde las aguas turquesas.

Asegúrate de comprar tus entradas con anticipación para garantizar tu experiencia. Y por supuesto, no te marches de Santoña sin explorar el Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, hogar de una rica biodiversidad y paisajes impresionantes.

Laredo

Bienvenido a Laredo, la capital de la Costa Oriental de Cantabria, un enclave junto al mar Cantábrico que rebosa historia y diversión. Reconocida como uno de los destinos más populares para el veraneo en la región, Laredo cautiva con su riqueza cultural y sus atractivas propuestas de ocio.

Empápate de historia explorando la encantadora Puebla Vieja, un conjunto histórico-artístico que alberga los principales monumentos de la villa.

Destacando entre ellos, la majestuosa iglesia de Santa María de la Asunción, de estilo gótico y con un imponente retablo barroco, que te transportará a épocas pasadas.

Las estrechas calles empedradas te invitan a recorrer un laberinto de edificios centenarios, como la Casa de Zarauz y la Casa de los Villota, que dan testimonio del esplendor pasado de Laredo.

Continúa tu exploración hasta el Arrabal, el antiguo puerto, donde la Plaza de la Constitución, el Hospital de Sancti Spiritus y el Convento de San Francisco te esperan con su encanto histórico.

Avanza hacia el Ensanche, la zona comercial, y descubre la elegancia de la Plaza de Carlos V y el Puntal, hogar del Club Náutico y otros edificios emblemáticos.

Por supuesto, no puedes dejar Laredo sin disfrutar de sus cuatro hermosas playas: la extensa Playa de la Salvé, con su paseo marítimo que serpentea entre la Puebla Vieja y el Puntal.

La Playa El Regatón, en la desembocadura del Río Treto, y las Playas del Puntal y de la Soledad. Estos rincones costeros ofrecen momentos de relax y diversión para todos los gustos.

Y para completar tu experiencia, descansa en el parking de la avenida de los Derechos Humanos, donde podrás pasar la noche bajo el cielo estrellado, listo para seguir explorando la belleza de Laredo al día siguiente.

Castro Urdiales: Historia, naturaleza y encanto marinero

En Castro Urdiales, cada rincón cuenta una historia y te invita a descubrir su encanto. Comienza tu visita aparcando la autocaravana en el Casco Antiguo o en el parking del Parque Amestoy, desde donde podrás comenzar tu exploración.

Sumérgete en la belleza del Parque Amestoy, un oasis verde junto al Paseo Marítimo y el Puerto, donde la naturaleza se mezcla con la arquitectura histórica.

Desde aquí, disfruta de las impresionantes vistas de la Puebla Vieja y acércate a la Oficina de Turismo para planificar tu recorrido.

Explora el Paseo Marítimo, conocido como Paseo Ocharan Mazas, que te brinda vistas panorámicas del litoral cántabro y te lleva al majestuoso Palacio Ocharan, cerca de la Playa Brazomar. Continúa hacia el Puerto, donde la actividad pesquera aún palpita en el ambiente.

No te pierdas la Plaza del Ayuntamiento, rodeada de terrazas y la emblemática Casa de los Chelines, antes de dirigirte al Puente Medieval, una joya arquitectónica que conecta la historia de la ciudad.

Adéntrate en el Castillo de Santa Ana, una fortaleza medieval con vistas impresionantes y una historia fascinante que te transportará en el tiempo. Continúa hacia la imponente Iglesia de Santa María de la Asunción, un tesoro gótico que cautiva con su belleza arquitectónica.

Disfruta de las vistas desde el Parque de la Atalaya y explora el Pedregal, una peculiar formación rocosa creada por el mar. Culmina tu visita relajándote en la Playa de Ostende, un paraíso de arena y mar que te invita a disfrutar del paisaje.

Para pasar la noche, el parking mixto y gratuito de la playa de Dicido te ofrece un lugar tranquilo y cómodo para descansar bajo el cielo estrellado.

¡¡ Echa un vistazo a esto otro !! :

No se encontró nada

Deja una respuesta